Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Derecho Mercantil

Los hábitos de compra de los consumidores han ido cambiando, a medida que se ha asentado la compra por Internet. El pasado día 15 de marzo se ha celebrado el Día del Consumidor, y de nuevo se ha constatado que el número de personas que hacen sus operaciones de comercio electrónico en España se acerca a los 20 millones.

Desde el pasado 1 de enero del presente año 2017, los socios minoritarios de las sociedades mercantiles no cotizadas tienen derecho a que la empresa les compre las acciones a un precio razonable si no reparte dividendo.

Cada vez es más frecuente encontrar productos a buen precio en webs que remiten estos productos de fuera de la UE, especialmente desde China.  Hemos de tener en cuenta de que, al ser productos de fuera de la UE, tendremos unos costos asociados a la importación, que muchas veces no están demasiado visibles en las webs que los ofrecen.

Muchas veces nos encontramos con tiendas en las que, cuando pedimos cambiar un artículo que hemos comprado, nos dicen que no hay posibilidad de cambiarlo y, como mucho, nos ofrecen un vale de la misma tienda y por el importe del primer artículo.

España se convirtió en 2013 en el octavo país que más alimentos exporta tras cerrar el ejercicio con una cifra récord de 36.367 millones de euros

El consumo interno cae con fuerza ante la subida de precios y el auge de las marcas blancas. Australia, China y Brasil se han convertido en los nuevos e inesperados clientes VIP del sector

Los primeros chinos que llegaron a España, hace treinta o cuarenta años, abrieron restaurantes de comida asiática. Después, las ciudades se fueron llenando de bazares chinos. Con el estallido de la crisis, compraron muchos bares y restaurantes. Y textil de confección, del que nacen cadenas de moda low cost asiáticas, como Mulaya u Okeysi, que no paran de abrir locales.

En los estatutos sociales de las compañías mercantiles no solo deben aparecer determinadas cuestiones obligatorias como el lugar donde radicará el domicilio de la sociedad, sino que, además, por añadidura, puede establecerse cualquier otra mención que los socios crean conveniente.

Página 1 de 2