Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

www.sfabogados.com usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede configurar el uso de las cookies desde su navegador. Saber más

Acepto

Política de Cookies

 

En SFT SERVICIOS JURIDICOS S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro servicio, proporcionar una mejor experiencia de navegación, e identificar los problemas técnicos que puedan surgir en la web. Asimismo, en caso de que usted preste su consentimiento a través de su navegación, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información sobre sus preferencias y personalizar nuestra página web con sus intereses individuales.

En cumplimiento con lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, esta página web le informa sobre la política de cookies.

¿QUÉ SON LAS COOKIES?

Las cookies son pequeños ficheros de datos que se descargan en su ordenador y otros dispositivos de comunicaciones, que almacenan información y se guardan en el navegador del usuario. Las cookies permiten a una página o sitio web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación, permitiendo recordar diferentes parámetros e información sobre el usuario.

El usuario podrá en todo momento modificar las preferencias del navegador utilizado con la finalidad de impedir la instalación de dichos ficheros a la hora de consultar esta web.

¿QUÉ TIPO DE COOKIES UTILIZA ESTE SITIO WEB?

La web de www.sfabogados.com puede utilizar servicios de terceros que recopilan información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con el mismo y otros servicios de internet.

En particular, este sitio web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El presente sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies:

 Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido, o compartir contenido a través de redes sociales.

  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo el idioma o el tipo de navegador a través del cual se conecta al servicio.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

GESTIÓN DE LAS COOKIES

Usted puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. No obstante, si lo haces, es posible que la página web no funcione correctamente y que no te podamos ofrecer una experiencia de usuario óptima.

Google Chrome:
1. Clicamos en el icono de menú.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “privacidad”.
5. Seleccionar “configuración de contenido”.
6. Seleccionar la función que desee:
7. Permitir que se almacenen datos locales.
8. Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.
9. No permitir que se guarden datos de los sitios.
10. bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros.
11. Una vez seleccionado la opción deseada, clicar en “listo”.

Internet Explorer:
1. Clicamos en icono de “inicio”.
2. Seleccionar “opciones de internet” en el menú “herramientas”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “configuración”.
5. Seleccionar la opción que desee y clicar en “aceptar”.

Microsoft Edge (Explorer 10):
1. Clicamos en el icono “más”.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “cookies” dentro de “Privacidad y servicios”.
5. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Firefox:
1. Clicamos en el icono “menú”.
2. Seleccionar “opciones”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Safari:
1. Clicamos en “safari”.
2. Seleccionar “preferencias”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “cookies y datos de sitios web”.
5. Selección la opción que desee entre las disponibles.

Debe tener en cuenta que si usted elimina o bloquea todas las cookies de este sitio web, es posible que parte del mismo no funcione correctamente o la calidad de la página web pueda verse afectada.

Si precisa más información acerca de nuestra política de cookies, puede contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación. Asimismo le recomendamos que consulte las páginas web de soporte de cada navegador para más información. Se debe colocar en el sitio web un pop up correspondiente a la política de cookies, y facilitar el acceso al documento detallado (segunda capa) mediante este.

"Sácame de tu puta lista de correo", el artículo científico aceptado por una revista

Las listas de mail no deseadas, que pueden atascar cualquier bandeja de entrada con auténtico spam, tienen su contrapartida en el mundillo académico y científico. Tanto que un investigador australiano ha conseguido que la revista International Journal of Advanced Computer Technology acepte para su publicación el artículo Get me off Your Fucking Mailing List (Sácame de tu puta lista de correo, en su más llana traducción del inglés).

Sácame de tu puta lista de correo, el artículo científico acepatdo por una revista

El artículo, que repite casi 900 veces la malsonante frase, incluso en sus figuras explicativas, fue escrito en 2005 por los investigadores David Mazières y Eddie Kohler, de las universidades de Nueva York y Los Ángeles, para protestar con sarcasmo ante las conferencias que envían invitaciones a discreción.

Casi diez años después, el investigador de la Universidad Federal de Australia, Peter Vamplew, ha logrado publicar el trabajo científico en la revista International Journal of Advanced Computer Technology, tal y como asegura la página Scholarly Open Acces. Vamplew respondió a un correo basura de la publicación adjuntando el PDF con el artículo, sin escribir una sola palabra en el mail, y confiando en que el responsable leería el mensaje, por otra parte, bien sencillo de entender.

Sólo puede imaginarse la cara del investigador cuando recibió un correo de la revista, al instante, informándole de que su trabajo había sido aceptado con “cambios menores” (minor changes en inglés). No sólo eso sino que, en una escala del 1 al 5, el paper fue valorado con la máxima calificación: Excelente. La categoría que salió peor parada fue la presentación que, inexplicablemente, obtuvo sólo una calificación de Buena.

La aceptación del artículo implica que Vamplew debe pagar 120,75 euros para ver el trabajo, que ni siquiera es suyo, publicado. Algo que es poco probable que el investigador tenga ganas de hacer.

Lo curioso es que la revista asegura que todos los artículos recibidos superan una revisión por pares (peer review), en la que expertos en la materia (en este caso no queda muy claro cuál) revisan el artículo y valoran el interés de una posible publicación, así como su exactitud y si es necesario cambiar o añadir algo. Aunque a lo largo de la historia han existido otros artículos fraudulentos o de broma que han sido aceptados, incluso en algunas revistas de prestigio, al menos parecían reales a primera vista. En este caso nadie le ha pegado un simple vistazo a un PDF que no dice absolutamente nada, o más bien dice algo 900 veces.

¿Cómo es posible que una publicación científica seria acepte semejante broma? La respuesta es fácil: a pesar de su pomposo nombre, International Journal of Advanced Computer Technology es un fraude, y desde luego no es una revista seria. Este tipo de cabeceras, legales pero carentes de ética, envían incansablemente correos no deseados, en los que ofrecen a los investigadores publicar artículos por un precio.

UN MODELO DE NEGOCIO LEGAL, PERO NO ÉTICO

Publicaciones como la mencionada carecen de índice de impacto, un fiable indicador de la importancia que tiene una publicación científica, y que es actualizado anualmente por el Instituto para la Información Científica (ISI por sus siglas en inglés). Algunas de las revistas más conocidas que lideran la clasificación son Nature, Science y The Lancet.

En otras palabras, estas revistas se aprovechan de la fiebre de la publicación que sufren muchos investigadores, estresados por tener que publicar a toda costa. Panfletos sin ningún tipo de impacto científico, cuyos artículos no pasan el rigurosísimo control que exigen Nature y Science, y que solamente sirven para aumentar el currículum de científicos son muchos escrúpulos a base de billetera.

Estas publicaciones de acceso abierto fueron bautizadas como “depredadoras” por el autor de Scholarly Open Access, Jeffrey Beall, gran crítico de este tipo de revistas. El nombre viene de su agresivo modelo de negocio: bombardear con mails a los investigadores, que luego tienen que pagar si quieren publicar en ellas.

Con la publicación de esta auténtica broma no es la primera vez que estos depredadores hacen el ridículo. En 2011, la revista International Journal of Engineering Research and Applications ganó el premio a “Revista de ingeniería más destacada”. Galardón que habían creado ellos mismos.

Por supuesto, la existencia de estos buitres no evita que existan revistas de acceso libre prestigiosas, como es el caso de PLOS ONE y el resto de publicaciones de la Public Library of Science. Pero sí remarca un problema del sistema científico actual, en el que el ansia por publicar ha llevado a la creación de un modelo de negocio de nula fiabilidad científica y que, demasiado a menudo, cae en el absoluto ridículo.

Periódico Digital El Confidencial