Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

¿Cómo evitar que me estafen a través de Internet?

Todos tenemos algún amigo, conocido o cuñado que ha conseguido una ganga increíble a través de Internet. Animados por conceptos del estilo “como no tienen tienda abierta al público todo es más barato” o “venden tanto que pueden reducir mucho los márgenes” muchas personas se aventuran a realizar compras a través de internet que nunca realizarían en un comercio a pie de calle, en la medida en que desconfiarían de la calidad del producto o servicio.

Evitar estafas Internet

Hay una serie de medidas que podemos adoptar para evitar ser estafados o, si somos estafados, al menos poder intentar recuperar nuestro dinero. Estos son algunos de los pasos que siempre debemos intentar seguir:

1.- Información sobre el sitio Web: antes de realizar una compra en internet, debemos intentar obtener información sobre el sitio Web. A Través del Aviso Legal de la página Web debemos poder conocer el nombre real de la empresa, su dirección física y las condiciones de las operaciones que vayamos a realizar. Si dicha información no aparece o es confusa, debemos desconfiar de la página Web

2.- Reputación y reconocimiento: si la página dispone de aplicaciones para Apple y Android, significa que al menos ha pasado los controles que estas dos empresas imponen para permitir descargar una aplicación en sus tiendas online.

Además, hay otras empresas que certifican la buena reputación y el buen hacer de una página Web, y también nos puede ayudar la opinión de otros usuarios en foros de debate.

3.- Pasarelas de pago: si una página Web nos permite realizar los pagos a través de más de una plataforma de pago (por ejemplo, pay pal y una entidad financiera de reconocido prestigio en nuestro país) significa que ha recibido el reconocimiento de dichas empresas y, por tanto, puede ser fiable. Debemos desconfiar de aquellas páginas que sólo permiten el pago mediante transferencias offline (es decir, que no podemos hacer a través de su página Web) o que solicitan los datos de una tarjeta de crédito para realizar un cargo de forma directa.

4.- Guardar copia de todo: siempre es importante guardar una copia de todo, aunque en la página web se informe que recibiremos una copia por correo electrónico. Imprimir la página donde se confirma la compra, donde se solicita el medio de pago o donde se informa de las condiciones de contratación nos evitará, si luego la página se borra o se modifica, perder toda la información.

Los pasos anteriores nos pueden permitir evitar algunas situaciones de engaño, pero la seguridad absoluta nunca se obtiene: desconfíe de las grandes gangas y de todo aquello que, por ser demasiado bueno, parezca mentira: seguramente es mentira.

Redacción SF Abogados