Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

¿Son legales las citaciones para juicios hechas por teléfono?

Al juez que dirige el caso corresponde citar a las personas para que declaren. Generalmente, en las investigaciones  salen a la luz nombres de sujetos que han tenido algo que ver con la causa que motiva el juicio, sea por su participación directa, por haber sido testigos o por su relación con alguno de los afectados. Estas personas son citadas a declarar sobre los hechos que constituyen el motivo del juicio.

Las citaciones se pueden efectuar en dos momentos: durante la fase de investigación y cuando se celebre el juicio propiamente dicho.

En ambos casos, corresponde que la persona a la que se solicita que se presente en el juzgado para declarar, reciba una citación formal. Una vez recibida esta citación, es obligatorio acudir a la convocatoria de un juez. Es un delito no atender al llamamiento del juzgado sin previo aviso de causa justificada, como una enfermedad, por ejemplo.

Citaciones telefónicas a juicios: ¿son válidas?

Históricamente, las citaciones se realizan mediante nota escrita que se remite al domicilio de quien es convocado para declarar. En esa nota se indica:

  • El nombre, apellido y domicilio de la persona citada.
  • El motivo de la citación.
  • El número del procedimiento, la fecha y clase de resolución en la que se determina su citación.
  • El día, la hora y la dirección del juzgado al que debe asistir.
  • La obligatoriedad de acudir.

En estos últimos tiempos, muchas personas han recibido citaciones telefónicas para declarar en algún juzgado. Ante la duda de si se trata de una citación real o de un fraude, la gente consulta en los juzgados y a sus abogados, pues no sabe, en realidad, si responder a ellas. En general, la gente desconfía de la vía telefónica, pues considera que es poco formal.

Las citaciones telefónicas son legales a partir del año 2015. La reforma del Código Penal establece que se solicitará a los convocados una dirección de correo electrónico y un número de teléfono a los que serán remitidas las notificaciones.

De esta manera, se legitimaron y legalizaron las citaciones telefónicas que desde hacía ya algún tiempo venían realizándose desde los juzgados. La razón era evitar la postergación de juicios, cuando era imposible localizar en su domicilio a alguien cuya presencia era necesaria.

Aunque el encargado de realizar la llamada para la convocatoria mencione todos los datos del procedimiento en el que participará, muchas veces el citado, víctima de un nerviosismo comprensible, no atiende, no escucha u olvida los detalles. No recuerda a qué juzgado debe ir ni cuándo ni para qué, y tampoco  sabe a quién consultar. Todo un problema para las actuaciones y para el convocado.

Es cierto que las citaciones para juicios hechas por teléfono son legales. Y es real que hay ocasiones en las que el teléfono es el mejor camino para citar a una persona a declarar. Pero el uso indiscriminado ha ocasionado problemas que han derivado hasta en la nulidad de las actuaciones.

En caso de realizarse, las citaciones telefónicas deben ajustarse a exigencias formales y materiales que garanticen los derechos del convocado y que aseguren su validez en el proceso. 

Redacción SF Abogados