UsuarioÁREA DE USUARIO | ES | CA | EN | RUS |  中文
Facebook SF AbogadosTwitter SF AbogadosLinkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

www.sfabogados.com usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede configurar el uso de las cookies desde su navegador. Saber más

Acepto

Política de Cookies

 En SFT SERVICIOS JURIDICOS S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro servicio, proporcionar una mejor experiencia de navegación, e identificar los problemas técnicos que puedan surgir en la web. Asimismo, en caso de que usted preste su consentimiento a través de su navegación, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información sobre sus preferencias y personalizar nuestra página web con sus intereses individuales.

En cumplimiento con lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, esta página web le informa sobre la política de cookies.

¿QUÉ SON LAS COOKIES?

Las cookies son pequeños ficheros de datos que se descargan en su ordenador y otros dispositivos de comunicaciones, que almacenan información y se guardan en el navegador del usuario. Las cookies permiten a una página o sitio web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación, permitiendo recordar diferentes parámetros e información sobre el usuario.

El usuario podrá en todo momento modificar las preferencias del navegador utilizado con la finalidad de impedir la instalación de dichos ficheros a la hora de consultar esta web.

¿QUÉ TIPO DE COOKIES UTILIZA ESTE SITIO WEB?

La web de www.sfabogados.com puede utilizar servicios de terceros que recopilan información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con el mismo y otros servicios de internet.

En particular, este sitio web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El presente sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies:

  •  Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido, o compartir contenido a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo el idioma o el tipo de navegador a través del cual se conecta al servicio.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

GESTIÓN DE LAS COOKIES

Usted puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. No obstante, si lo haces, es posible que la página web no funcione correctamente y que no te podamos ofrecer una experiencia de usuario óptima.

Google Chrome:
1. Clicamos en el icono de menú.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “privacidad”.
5. Seleccionar “configuración de contenido”.
6. Seleccionar la función que desee:
7. Permitir que se almacenen datos locales.
8. Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.
9. No permitir que se guarden datos de los sitios.
10. bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros.
11. Una vez seleccionado la opción deseada, clicar en “listo”.

Internet Explorer:
1. Clicamos en icono de “inicio”.
2. Seleccionar “opciones de internet” en el menú “herramientas”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “configuración”.
5. Seleccionar la opción que desee y clicar en “aceptar”.

Microsoft Edge (Explorer 10):
1. Clicamos en el icono “más”.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “cookies” dentro de “Privacidad y servicios”.
5. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Firefox:
1. Clicamos en el icono “menú”.
2. Seleccionar “opciones”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Safari:
1. Clicamos en “safari”.
2. Seleccionar “preferencias”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “cookies y datos de sitios web”.
5. Selección la opción que desee entre las disponibles.

Debe tener en cuenta que si usted elimina o bloquea todas las cookies de este sitio web, es posible que parte del mismo no funcione correctamente o la calidad de la página web pueda verse afectada.

Si precisa más información acerca de nuestra política de cookies, puede contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación. Asimismo le recomendamos que consulte las páginas web de soporte de cada navegador para más información. Se debe colocar en el sitio web un pop up correspondiente a la política de cookies, y facilitar el acceso al documento detallado (segunda capa) mediante este.

Martes, 13 Octubre 2020 08:09

Reforma del delito de sedición

En varias ocasiones el Gobierno ha manifestado su intención de hacer una “amplia” reforma del Código Penal que incluya delitos medioambientales, relativos a las relaciones sexuales y una modificación del delito de sedición -por el que han sido condenados los presos del procés. Poco ha trascendido de los detalles del borrador, pero los expertos indican que si se modifica la sedición habrá que modificar también la rebelión para que ambos delitos no se solapen. 

Hasta ahora, la clave para distinguir uno del otro era el uso de la violencia, pero una de las opciones que bajara el Ejecutivo para esta reforma es introducir este factor también en la sedición. “Si al delito de sedición le añades violencia se convierte en rebelión”, cuenta un catedrático de Derecho Penal de una Universidad de Madrid. “¿Esto qué trascendencia tiene? Si hoy vuelve a pasar lo que sucedió, se buscará ya necesariamente esos componentes de violencia”, explica el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia, Lorenzo Cotino, en relación a lo sucedido en Cataluña los días previos y posteriores al 1 de octubre. 

El delito de sedición está tipificado en el artículo 544 y siguientes del Código Penal y castiga a quienes, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes. Una definición un poco amplia que el Gobierno pretende acotar. 

“Probablemente no tenga sentido cambiar el delito de sedición si no se cambia el de rebelión”, argumenta Javier Gómez Lanz, profesor de Derecho Penal en la Universidad de Comillas ICADE. Para él si añaden factores de violencia a la sedición habrá que también que especificar más allá en la rebelión. “Incorporar dentro del delito de rebelión, elementos de violencia para castigar vía delito de rebelión lo que comúnmente podríamos calificar de golpe de estado”, dice Gómez Lanz. 

LA VIOLENCIA EN EL CÓDIGO PENAL

El concepto de la violencia en el Código Penal se utiliza para referirse a cualquier tipo de acometimiento físico. Se emplea para delitos de coacciones, agresiones sexuales, delitos sobre la propiedad, etc.

“Lo que diferencia un robo de un hurto es un empujón. En cuanto existe un tirón ya es robo con violencia”, explica Gómez Lanz. 

LA PETICIÓN DE PENAS

La sedición está penada con entre cuatro y ocho años de prisión que puede elevarse hasta los ocho o diez años para los cabecillas e, incluso, entre 10 y 15 años para autoridades que incurran en este alzamiento público y tumultuario. 

El punto de debate está en que la petición de pena puede ser igual de elevada si se acusa por rebelión que si se hace por sedición, por lo que el Ejecutivo estaría barajando también una revisión de las penas. 

El motivo es que en la rebelión va incluida la malversación para poder causar la rebelión agravada -que va de entre 20 a 25 años-, mientras que en el otro caso no sería así y se acusaría por sedición y malversación por separado. 

REVISAR LA CONDENA DEL SUPREMO

El artículo 9.3 de la Constitución habla de la “irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales”, es decir, que si algo es delito a partir de hoy, no se puede condenar a quien lo hiciera ayer. Sin embargo, la cosa cambia si la nueva norma beneficia a un condenado. Algo que se especifica en el artículo 2 del Código Penal en que se dice que “tendrá efecto retroactivo aquellas leyes penales que favorezcan al reo”, aunque este tenga una sentencia firme. 

Este sería el caso de los condenados por el Tribunal Supremo en la sentencia del ‘procés’. Por lo que de haber una rebaja de penas en el delito de sedición habría que hacer una revisión de la sentencia. 

Se trataría de realizar un incidente de ejecución de la sentencia del supremo, algo que algunos juristas indican que sacaría a los encarcelados de manera inmediata: “sería muy rápido, a la semana siguiente ya estarían fuera. Como sucedió con la doctrina Parot y los presos de ETA”, dice Cotino. 

Otros, en cambio, creen que no sería tan fácil por el resto de condenas que arrastran. “Habría que ver cómo juega la malversación de caudales públicos”, explica Gómez Lanz. 

LA URGENCIA DE ESTA REFORMA

Lo cierto es que todos los juristas consultados consideran importante cambiar este delito porque data del siglo XIX. “Es verdad que los delitos de rebelión y sedición son delitos que están eximidos de una forma antigua”, indica el profesor de la Universidad de Madrid. 

Pero, también muchos hacen referencia a lo inadecuado del momento para llevar a cabo esta reforma. “Nos hemos acostumbrado a que estas modificaciones se hagan de la noche a la mañana y con motivaciones espurias. Yo creo que ahora no es el momento oportuno para tocar estos delitos porque va a ser interpretada como una maniobra dirigida en beneficio de estas personas”, relata Gómez Lanz. 

En este sentido, explican que hay otros delitos que son mucho más frecuentes y que urge más reformar y definir como los relacionados con el tráfico de drogas o con la violencia de género. 

Periódico Digital El Confidencial