Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

No dejan de llamarme a todas horas reclamándome una deuda… ¿es legal hacer eso?

Reclamar una deuda es legal. Sin embargo, en el momento en que para reclamar una deuda el acreedor (es decir, quien tiene derecho al cobro) llama a todas horas al deudor para provocar que, por absoluta sensación de desgaste, el deudor pague sí o sí, se puede estar produciendo una actividad ilegal.

stalking

Para defender a deudores acosados, nuestro Código Penal ha incluido dentro del delito de coacciones una nueva forma de coacción.

Así, el Código Penal estable que se podrá imponer pena de prisión a una persona que acose a otra llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana.

El objetivo de este artículo del Código Penal es dar respuesta a conductas muy graves que, en muchas ocasiones, no podrían ser calificadas como coacciones o amenazas y que, por tanto, hasta la creación de este delito no eran perseguibles.

La idea es proteger a todos aquellos que sufren un caso de coacción en el que, sin llegar a producirse el anuncio de causar algún mal (amenazas), o el empleo directo de la violencia para coartar la libertad de la víctima (coacciones), se repite una conducta mediante la cual se ataca la libertad y sentimiento de seguridad de la víctima, a la que se somete a persecuciones o vigilancias constantes, llamadas reiteradas, u otros actos continuos de hostigamiento. Este delito es conocido muchas veces por su nombre en inglés: stalking.

La Ley intenta proteger siempre que regula un delito lo que llamamos un bien jurídico; en este caso, se defiende la libertad y el derecho al sosiego y a la tranquilidad persona. Por ello, sólo podrán denunciarse los casos que realmente limiten la libertad del denunciante o que atenten realmente contra su paz como individuo, no siendo denunciable la acción del acreedor si produce un mero sentimiento de temor o molestia.

Si Usted considera que está siendo víctima de un caso de coacciones o stalking, presente una denuncia ante los Juzgados de su demarcación, o solicite el consejo de un abogado para obtener asesoramiento.

Redacción SF Abogados