Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Nulidad cláusulas abusivas entre profesionales

El Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo no es aplicable a contratos realizados entre profesionales ya que está previsto solo para consumidores.

Por tanto, no hay legislación aplicable como tal para los contratos celebrados entre profesionales. Sin embargo, dicha circunstancia no exime que un afectado por su condición de profesional no pueda interponer una demanda por cláusulas abusivas, así lo explica la sentencia del Tribunal Supremo 123/2017 en la cual se destaca:

  1. En primer lugar, sería aplicable el Principio de Derecho Europeo de los Contratos (artículo 4:110,1) que prevé la nulidad de cláusulas abusivas sea cual fuera la condición de los contratantes “causaren en perjuicio de una parte y en otra de los principios de buena fe, un desequilibrio notable en los derechos y obligaciones de las partes derivados de un contrato” estas cláusulas deben causar un desequilibrio notable en los derechos y las obligaciones de las partes.
  2. Cláusulas que infrinjan el principio de buena fe también pueden ser consideradas suelo, fundamentándose con el artículo 1255 del Código Civil: “Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley”. Y el artículo 57 del Código de Comercio que recoge: “los contratos de comercio se ejecutarán y cumplirán de buena fe, según los términos en que fueren hechos y redactados, sin tergiversar con interpretaciones arbitrarias…”. Para las cláusulas que infrinjan la buena fe, es aplicable control de transparencia, pero con la condición de profesional no. El control que se podría llevar a cabo es el de inclusión para evitar el abuso contractual.
  3. Cláusulas que se modifiquen de manera oculta en perjuicio de la parte adherente, que tengan carácter sorpresivo o que no se haya informado en el momento de firma de contrato de la existencia de una cláusula suelo.
  4. Cláusulas aprobadas bajo el abuso de poder por la posición dominante del prestatario, teniendo siempre muy en cuenta a qué se dedican ambas partes, ya que esto podría ser relevante o no dependiendo de la profesión.

Cabe resaltar que el afectado debe poder probar todos estos requisitos, como la sorpresividad o la falta de información valorando el nivel de diligencia exigible al profesional, ya que sin pruebas es casi imposible la viabilidad de que el Tribunal estime el caso.

La acción que puede ejercitar un profesional es la de nulidad por cláusulas abusivas, mediante la cual podrá exigir no solo la eliminación de dicha cláusulas, sino que también una compensación económica por la aplicación de esta, junto con los intereses devengados.

Es importante señalar que a pesar de que, el profesional, pueda ejercitar algún tipo de acción, ningún tribunal hasta la actualidad han admitido las argumentaciones alegadas, ni siquiera el Tribunal Supremo.

Redacción SF Abogados