Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

www.sfabogados.com usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede configurar el uso de las cookies desde su navegador. Saber más

Acepto

Política de Cookies

 

En SFT SERVICIOS JURIDICOS S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro servicio, proporcionar una mejor experiencia de navegación, e identificar los problemas técnicos que puedan surgir en la web. Asimismo, en caso de que usted preste su consentimiento a través de su navegación, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información sobre sus preferencias y personalizar nuestra página web con sus intereses individuales.

En cumplimiento con lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, esta página web le informa sobre la política de cookies.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños ficheros de datos que se descargan en su ordenador y otros dispositivos de comunicaciones, que almacenan información y se guardan en el navegador del usuario. Las cookies permiten a una página o sitio web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación, permitiendo recordar diferentes parámetros e información sobre el usuario.

El usuario podrá en todo momento modificar las preferencias del navegador utilizado con la finalidad de impedir la instalación de dichos ficheros a la hora de consultar esta web.

¿Qué tipo de cookies utiliza este sitio web?

La web de www.sfabogados.com puede utilizar servicios de terceros que recopilan información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con el mismo y otros servicios de internet.

En particular, este sitio web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El presente sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies:

 Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido, o compartir contenido a través de redes sociales.

  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo el idioma o el tipo de navegador a través del cual se conecta al servicio.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Gestión de las cookies

Usted puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. No obstante, si lo haces, es posible que la página web no funcione correctamente y que no te podamos ofrecer una experiencia de usuario óptima.

Google Chrome:
1. Clicamos en el icono de menú.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “privacidad”.
5. Seleccionar “configuración de contenido”.
6. Seleccionar la función que desee:
1. Permitir que se almacenen datos locales.
2. Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.
3. No permitir que se guarden datos de los sitios.
4. bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros.
7. Una vez seleccionado la opción deseada, clicar en “listo”.

Internet Explorer:
1. Clicamos en icono de “inicio”.
2. Seleccionar “opciones de internet” en el menú “herramientas”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “configuración”.
5. Seleccionar la opción que desee y clicar en “aceptar”.

Microsoft Edge (Explorer 10):
1. Clicamos en el icono “más”.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “cookies” dentro de “Privacidad y servicios”.
5. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Firefox:
1. Clicamos en el icono “menú”.
2. Seleccionar “opciones”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Safari:
1. Clicamos en “safari”.
2. Seleccionar “preferencias”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “cookies y datos de sitios web”.
5. Selección la opción que desee entre las disponibles.

Debe tener en cuenta que si usted elimina o bloquea todas las cookies de este sitio web, es posible que parte del mismo no funcione correctamente o la calidad de la página web pueda verse afectada.

Si precisa más información acerca de nuestra política de cookies, puede contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación. Asimismo le recomendamos que consulte las páginas web de soporte de cada navegador para más información. Se debe colocar en el sitio web un pop up correspondiente a la política de cookies, y facilitar el acceso al documento detallado (segunda capa) mediante este.

La responsabilidad civil subsidiaria de la empresa en los delitos de sus trabajadores

Cuando se comete un delito, además de la sanción penal que la justicia determine, la persona o entidad que se considera culpable deberá asumir la responsabilidad civil que la obliga a reparar los daños y perjuicios que ha causado.

En el caso de individuos o personas físicas condenadas por un delito, todo queda bien claro.  Pero no es así cuando se considera a las personas jurídicas, corporaciones, asociaciones o fundaciones. El hecho de reconocer legalmente que las personas jurídicas pueden cometer delitos penales, pone en la mesa de la discusión de los juristas el tema de la responsabilidad civil subsidiaria de una empresa en los delitos de sus trabajadores.

¿Una empresa o una organización debe asumir subsidiariamente la responsabilidad civil de un delito cometido por un empleado?

Un caso muy reciente es la sentencia del Tribunal Supremo, del 6 de abril del año en curso. En ella se condena a una empresa a compensar subsidiariamente por daños y perjuicios a los damnificados de delitos de apropiación indebida, cometida por algunos de sus directivos. 

¿Qué implica la subsidiariedad?  En el caso antes mencionado, las personas que realmente cometieron el delito, los directivos responsables, recibieron sus sentencias penales y civiles. Se estableció la cantidad que debían reintegrar por el delito cometido.

Se sentenció también a la empresa en la que estos empleados trabajaban, a asumir esa deuda en el caso en que ellos no hicieran frente a su responsabilidad civil derivada del delito.  Aquí radica la subsidiariedad.

CONFIRMACIÓN DE LA SENTENCIA

La empresa en cuestión recurrió ante el Tribunal Supremo, pero este confirmó la sentencia basándose en el artículo 120.4 del Código Penal, que establece que serán responsables civiles “…las personas naturales o jurídicas dedicadas a cualquier género de industria o comercio, por los delitos que hayan cometido sus empleados o dependientes, representantes o gestores en el desempeño de sus obligaciones o servicios”.

Una empresa es, por tanto, responsable de los delitos cometidos por sus empleados, y tiene la obligación de asumir la responsabilidad y las reparaciones por los daños causados por ellos.

Esta responsabilidad civil subsidiaria, tiene su explicación en que la ley entiende que un empleador puede reducir el riesgo de daño creado por empleados.

LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

De allí que el medio más adecuado para evitar estas responsabilidades, es prevenir los delitos dentro de la empresa. Poner en marcha medidas internas de reducción del riesgo de delitos, y por tanto de daños, es una necesidad para las corporaciones y organizaciones, sean del tipo que sean.  Esta prevención requiere de un sistema de normas y de funcionamiento interno que minimicen el riesgo de producirse delitos y maximicen la posibilidad de detectar tempranamente las actividades delictivas.

En general, las situaciones en las que uno o varios empleados delinquen en una empresa se producen en contextos caracterizados por:

  • Falta de adecuados controles internos.
  • Falta de capacitación del personal.
  • Permanente rotación de puestos.
  • Documentación desordenada y confusa.
  • Personal desconforme, desmotivado.
  • Salarios bajos.

Es importante que toda organización se autoevalúe en relación a la exposición a que sus empleados cometan delitos. Y además, que proceda a la reestructuración para mejorar este aspecto.

En la actualidad, los equipos jurídicos de las organizaciones elaboran planes de prevención de riesgos penales. Existen en el mercado herramientas que permiten identificar de forma sencilla los riesgos asociados a situaciones que pueden derivar en delitos.

La organización y el compromiso de los empleados con la empresa  es parte fundamental de la prevención.

Redacción SF Abogados