UsuarioÁREA DE USUARIO | ES | CA | EN | RUS |  中文
Facebook SF AbogadosTwitter SF AbogadosLinkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

www.sfabogados.com usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede configurar el uso de las cookies desde su navegador. Saber más

Acepto

Política de Cookies

 

En SFT SERVICIOS JURIDICOS S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro servicio, proporcionar una mejor experiencia de navegación, e identificar los problemas técnicos que puedan surgir en la web. Asimismo, en caso de que usted preste su consentimiento a través de su navegación, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información sobre sus preferencias y personalizar nuestra página web con sus intereses individuales.

En cumplimiento con lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, esta página web le informa sobre la política de cookies.

¿QUÉ SON LAS COOKIES?

Las cookies son pequeños ficheros de datos que se descargan en su ordenador y otros dispositivos de comunicaciones, que almacenan información y se guardan en el navegador del usuario. Las cookies permiten a una página o sitio web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación, permitiendo recordar diferentes parámetros e información sobre el usuario.

El usuario podrá en todo momento modificar las preferencias del navegador utilizado con la finalidad de impedir la instalación de dichos ficheros a la hora de consultar esta web.

¿QUÉ TIPO DE COOKIES UTILIZA ESTE SITIO WEB?

La web de www.sfabogados.com puede utilizar servicios de terceros que recopilan información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con el mismo y otros servicios de internet.

En particular, este sitio web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El presente sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies:

 Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido, o compartir contenido a través de redes sociales.

  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo el idioma o el tipo de navegador a través del cual se conecta al servicio.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

GESTIÓN DE LAS COOKIES

Usted puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. No obstante, si lo haces, es posible que la página web no funcione correctamente y que no te podamos ofrecer una experiencia de usuario óptima.

Google Chrome:
1. Clicamos en el icono de menú.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “privacidad”.
5. Seleccionar “configuración de contenido”.
6. Seleccionar la función que desee:
7. Permitir que se almacenen datos locales.
8. Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.
9. No permitir que se guarden datos de los sitios.
10. bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros.
11. Una vez seleccionado la opción deseada, clicar en “listo”.

Internet Explorer:
1. Clicamos en icono de “inicio”.
2. Seleccionar “opciones de internet” en el menú “herramientas”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “configuración”.
5. Seleccionar la opción que desee y clicar en “aceptar”.

Microsoft Edge (Explorer 10):
1. Clicamos en el icono “más”.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “cookies” dentro de “Privacidad y servicios”.
5. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Firefox:
1. Clicamos en el icono “menú”.
2. Seleccionar “opciones”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Safari:
1. Clicamos en “safari”.
2. Seleccionar “preferencias”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “cookies y datos de sitios web”.
5. Selección la opción que desee entre las disponibles.

Debe tener en cuenta que si usted elimina o bloquea todas las cookies de este sitio web, es posible que parte del mismo no funcione correctamente o la calidad de la página web pueda verse afectada.

Si precisa más información acerca de nuestra política de cookies, puede contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación. Asimismo le recomendamos que consulte las páginas web de soporte de cada navegador para más información. Se debe colocar en el sitio web un pop up correspondiente a la política de cookies, y facilitar el acceso al documento detallado (segunda capa) mediante este.

Jueves, 20 Junio 2019 13:50

Negociaciones con el banco

Los expertos no tienen dudas: muchas veces la relación que un cliente entretiene con su banco se caracteriza por una gran pasividad, típica de los vínculos de dependencia. Lógico. Para comprar la casa en la que vive, el usuario ha tenido que solicitar una hipoteca que le supone una deuda ingente y de larga duración. A través de la tarjeta, compra a crédito, mientras confía poder devolver el dinero que le presta el banco a finales de mes sin tener que abonar intereses muy altos. Para adquirir algo de valor o un servicio cuyo coste no podía sufragar a través de sus ahorros, ha pedido un préstamo personal. Todo ello le empuja a menudo a aceptar las condiciones propuestas por los bancos sin más, aunque –por lo menos, en teoría– podría seguir negociándolas con la entidad mientras dure el contrato para el producto en cuestión. Quien no arriesga no gana, por lo que atreverse merece la pena. Como se suele decir, el no ya lo tiene.

EMPIECE POR LA CUENTA NÓMINA

“La cuenta nómina es el producto por excelencia para renegociar”, señala el experto de finanzas del comparador bancario iAhorro, Antonio Gallardo. En ella se reflejan los ingresos del cliente y es el eje en torno al que pivotan otros productos de financiación, ahorro o inversión. Lo importante es partir con buen pie y obtener, desde el principio, todas las ventajas que se buscan: cero comisiones, transferencias sin costes, o tarjetas de débito gratuitas, entre otras.

A partir de ahí, Gallardo aconseja intentar mejoras, por ejemplo pidiendo que la entidad asuma una parte o todas las comisiones que otros bancos aplican por sacar dinero en sus cajeros automáticos, en lugar de repercutírselas. O poder ingresar cheques sin costes. Evidentemente, ser buen cliente ayuda. “Más fuertes seremos si nuestros ingresos son altos y, también, si tenemos una gran posición en activos como depósitos, fondos de inversión o planes de pensiones, entre otros”, sugiere Gallardo.

LA TARJETA: COMPLICADO, PERO NO IMPOSIBLE

“Bajar los intereses que se cobran en un contrato tan estándar como el de la tarjeta es complicado”, admite Gallardo, “pero, antes de que venza o se prorrogue el contrato, es más probable poder renegociar la cuota anual que muchos bancos cobran”.

¿Cuál es la baza, en este caso? La existencia en el mercado de tarjetas gratuitas en cuanto a emisión, renovación, y utilización para sacar dinero de cajeros o pagar (tanto en España como en el extranjero), que algunos establecimientos financieros de crédito ofrecen sin que el usuario tenga que cambiar de banco. Son plásticos de entidades que solo existen y operan por internet. Las más conocidas son BNext, N26 y Revolut.

HIPOTECA: ¿CUÁNTO LE INTERESAN LAS BONIFICACIONES?

Siempre será una buena idea comparar la hipoteca que ya se tiene con otros productos similares, con el objetivo de obtener una rebaja a largo plazo. No obstante, Gallardo advierte que “el proceso suele ser complejo y, muchas veces, acaba en la petición de subrogación del préstamo a otro banco”. Si quiere trasladar su hipoteca a otra entidad a partir del 16 de junio, fecha en la que entrará en vigor la Ley de crédito inmobiliario, el usuario podrá acogerse a los beneficios que prevé la nueva normativa. Antes de dar el paso, sin embargo, Gallardo aconseja avisar el banco e intentar lograr el objetivo sin tener que gastar tiempo para ir a otras entidades.

En cuanto a los productos vinculados con la hipoteca, este experto destaca la importancia de la duración del préstamo. “Menos tiempo quede para devolverlo y más bajos sean los tipos de interés que se pagan sobre el capital, menos interesan las bonificaciones por contratar productos”.

MEJORAS EN LOS PRODUCTOS VINCULADOS

Por ello, aunque se trate de un contrato en el que el banco ha actuado únicamente como mediador (por ejemplo, en el caso de un seguro vinculado con una hipoteca), “lo normal es que este pueda alterar su contenido”, subraya el experto de derecho y finanzas, José María López. Entre otros elementos, se podría tratar de mejorar o incrementar las coberturas o rebajar la prima.

“El mejor argumento del cliente quizás sea el de la vinculación con la propia entidad bancaria”, explica el también autor del blog Todo son finanzas, ya que no es lo mismo tener contratado un solo producto de baja rentabilidad para el banco como una cuenta corriente, que varios. “Cuanto mayores sean los vínculos con la entidad, mayor será el margen del cliente para negociar”, resume López.

¿Y SI EL USUARIO NO PUEDE PAGAR?

Extinguir una deuda importante como la hipoteca puede revelarse arduo, sobre todo si el prestatario está atravesando problemas familiares, una crisis conyugal, la reducción del salario o un despido, lo que acarrea dificultades económicas serias. Según López, “el banco debería estar interesado en buscar alternativas al previsible impago, ya sea ampliando el plazo de la operación, concediendo una carencia de capital o también de intereses, incorporando fiadores o unificando deudas, entre otras”.

Es la razón por la que este experto indica que el cliente que se encuentre en una de estas circunstancias no solo puede, sino que “debe dar el paso de contactar con su sucursal para relatar la situación y buscar soluciones”.

POCAS OPCIONES EN OTROS PRÉSTAMOS

En cuanto a los demás préstamos (como, por ejemplo, los llamados créditos al consumo), Gallardo se muestra pesimista sobre el poder de negociación del usuario. “Es a la hora de la contratación cuando debemos buscar los intereses más bajos y las comisiones de salidas más baratas o iguales a cero por cancelación total o amortización parcial”, señala, “ya que el menor plazo de este tipo de préstamos hace que sus condiciones sean inamovibles”.

Por el contrario, López cree que existen opciones. “Si el cliente ha tenido capacidad de ahorro, podría tener interés en una entrega a cuenta parcial para amortizar parte de la capital”, dice.

TRASPASAR FONDOS Y PLANES

Mejorar las condiciones de los fondos de inversión o de los planes de pensiones –esencialmente, rebajar las comisiones– en la búsqueda de una rentabilidad más alta es algo que Gallardo califica de “imposible”. Como indicado anteriormente, sin embargo, estos son otros tantos “elementos de fuerza para negociar la cuenta y los préstamos”.

Aun así, es necesario evaluar con mucha atención los resultados obtenidos y las opciones de mejora que se obtendrían trasladando el fondo a otra gestora. “En el caso de los planes de pensiones nos ayudará la entidad que reciba estos fondos, mientras que traspasar una cartera de activos del propio banco puede ser algo más complejo”, señala Gallardo. Los meses finales del año suelen ser un buen momento para tener una cita con el banco y valorar estas posibilidades.

En todo caso, Gallardo subraya la trascendencia de tomar la iniciativa de negociar. Algo en que insiste también López. “En estos años de intensa competencia entre las diversas entidades, a veces quizás tengamos que ser más proactivos, pues las empresas pueden ser más proclives de lo que pensamos a acceder a nuestras peticiones con tal de conservar un buen cliente. En el peor de los casos, el no será la respuesta”, concluye.

Periódico Digital El País