Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Mi banco no me hace caso: ¿qué hago?

A veces nos encontramos desprotegidos ante grandes empresas, que no nos dan una respuesta a un problema que hemos podido tener.

Dentro de dichas problemáticas, está el caso de aquellas personas que han solicitado una gestión a una entidad financiera, y no han recibido una respuesta satisfactoria a sus pretensiones. ¿Qué debemos hacer en estos casos?

 Derecho bancario

Vamos a fijar una serie de pasos a seguir cuando un consumidor acude a una entidad financiera con una pretensión, y no ve resuelta su demanda. Para facilitar la comprensión, usaremos el caso de María, que fue al banco a pedir la devolución de una comisión que le habían cargado en su cuenta corriente -de forma incorrecta según su opinión-.

  • Ante todo, debemos presumir que el banco actúa de buena fe pero que, como todos, comete errores. Por ello, lo primero que debe hacer María es remitir un correo electrónico a la persona del banco con la que normalmente habla, exponiendo el problema y solicitando la solución del problema. La ventaja del correo electrónico es que deja constancia de la solicitud realizada.
  • En caso de no obtener una contestación satisfactoria en un par de días –o si María no usa normalmente el correo electrónico-, el siguiente paso es personarse en la oficina de la entidad financiera y presentar un escrito dirigido al Director o Directora de la Oficina, con la solicitud correspondiente. De esta carta, María llevará dos copias y solicitará le devuelvan una con el sello de la oficina; de esta forma, María tendrá una copia de la carta que ha entregado, dejando de nuevo constancia de su solicitud.
  • En caso que pasados un par de días María siga sin obtener contestación satisfactoria, le recomendaremos que solicite a un Notario que le acompañe a la oficina bancaria, levantando acta de cuanto suceda; el objetivo es demostrar que María ha realizado sus mejores esfuerzos de buena fe para solucionar el asunto. En ese momento, el banco puede ayudar a resolver el asunto o seguir sin contestar. De nuevo, y gracias al acta que expida el Notario, tendremos constancia de la buena fe de María.
  • Si ninguno de los tres pasos anteriores ha resultado satisfactorio, María deberá reclamar al banco. En ese caso, debe primeramente dirigirse al Banco de España, y formular una reclamación. El Banco de España ayudará a resolver la cuestión, mediante un procedimiento que abrirá a solicitud de María.
  • Finalmente, si ni tan siquiera a través de la actuación del Banco de España, María ha podido resolver su problema, deberá acudir a la justicia. En ese caso, recomendaremos a María que acuda a un Abogad@, y solicite asesoramiento para poder proteger de forma eficiente y eficaz sus derechos como consumidor.

Redacción SF Abogados