UsuarioÁREA DE USUARIO | ES | CA | EN | RUS |  中文
Facebook SF AbogadosTwitter SF AbogadosLinkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

www.sfabogados.com usa cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede configurar el uso de las cookies desde su navegador. Saber más

Acepto

Política de Cookies

 

En SFT SERVICIOS JURIDICOS S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro servicio, proporcionar una mejor experiencia de navegación, e identificar los problemas técnicos que puedan surgir en la web. Asimismo, en caso de que usted preste su consentimiento a través de su navegación, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información sobre sus preferencias y personalizar nuestra página web con sus intereses individuales.

En cumplimiento con lo dispuesto en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, esta página web le informa sobre la política de cookies.

¿QUÉ SON LAS COOKIES?

Las cookies son pequeños ficheros de datos que se descargan en su ordenador y otros dispositivos de comunicaciones, que almacenan información y se guardan en el navegador del usuario. Las cookies permiten a una página o sitio web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación, permitiendo recordar diferentes parámetros e información sobre el usuario.

El usuario podrá en todo momento modificar las preferencias del navegador utilizado con la finalidad de impedir la instalación de dichos ficheros a la hora de consultar esta web.

¿QUÉ TIPO DE COOKIES UTILIZA ESTE SITIO WEB?

La web de www.sfabogados.com puede utilizar servicios de terceros que recopilan información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con el mismo y otros servicios de internet.

En particular, este sitio web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El presente sitio web utiliza los siguientes tipos de cookies:

 Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de vídeos o sonido, o compartir contenido a través de redes sociales.

  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo el idioma o el tipo de navegador a través del cual se conecta al servicio.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

GESTIÓN DE LAS COOKIES

Usted puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. No obstante, si lo haces, es posible que la página web no funcione correctamente y que no te podamos ofrecer una experiencia de usuario óptima.

Google Chrome:
1. Clicamos en el icono de menú.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “privacidad”.
5. Seleccionar “configuración de contenido”.
6. Seleccionar la función que desee:
7. Permitir que se almacenen datos locales.
8. Conservar datos locales solo hasta que salgas del navegador.
9. No permitir que se guarden datos de los sitios.
10. bloquear los datos de sitios y las cookies de terceros.
11. Una vez seleccionado la opción deseada, clicar en “listo”.

Internet Explorer:
1. Clicamos en icono de “inicio”.
2. Seleccionar “opciones de internet” en el menú “herramientas”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “configuración”.
5. Seleccionar la opción que desee y clicar en “aceptar”.

Microsoft Edge (Explorer 10):
1. Clicamos en el icono “más”.
2. Seleccionar “configuración”.
3. Seleccionar “configuración avanzada”.
4. Seleccionar “cookies” dentro de “Privacidad y servicios”.
5. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Firefox:
1. Clicamos en el icono “menú”.
2. Seleccionar “opciones”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar la opción que desee en el menú desplegable.

Safari:
1. Clicamos en “safari”.
2. Seleccionar “preferencias”.
3. Seleccionar “privacidad”.
4. Seleccionar “cookies y datos de sitios web”.
5. Selección la opción que desee entre las disponibles.

Debe tener en cuenta que si usted elimina o bloquea todas las cookies de este sitio web, es posible que parte del mismo no funcione correctamente o la calidad de la página web pueda verse afectada.

Si precisa más información acerca de nuestra política de cookies, puede contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación. Asimismo le recomendamos que consulte las páginas web de soporte de cada navegador para más información. Se debe colocar en el sitio web un pop up correspondiente a la política de cookies, y facilitar el acceso al documento detallado (segunda capa) mediante este.

Anulación de impuesto de plusvalía

La sentencia, con ponencia del magistrado Pedro González Trevijano, argumenta que cuando existe un incremento de la transmisión y la cuota que sale a pagar es mayor al incremento realmente obtenido por el ciudadano, se estaría tributando por una renta inexistente, virtual o ficticia.

En este caso se produciría un exceso de tributación contrario a los principios constitucionales de capacidad económica y no confiscatoriedad (artículo 31.1 Constitución Española). En otras palabras, en estos casos, el impuesto es confiscatorio.

Para Soledad García-Mauriño, abogada del despacho Iuris Corporate “esta nueva sentencia del Tribunal Constitucional sobre el impuesto de Plusvalía Municipal viene a completar el alcance de la declaración de inconstitucionalidad del impuesto ya realizada en las sentencias del TC del 2017 (especialmente la STC 59/2017 de 11 de mayo)”.

En su opinión “se reitera en primer lugar la doctrina sobre la inconstitucionalidad parcial del impuesto si no hay incremento o cuando hay decremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, por vulneración del principio de capacidad económica (art. 31.1 Constitución Española)”.

“En aplicación de esta doctrina, si el contribuyente acredita que en la transmisión del inmueble no se ha producido una plusvalía, no tiene que pagar el impuesto. En un ejemplo gráfico, si el inmueble había costado 10 y se vendió en 8, no se devenga el impuesto de plusvalía municipal”, subraya.

También destaca que la minusvalía, o ausencia de plusvalía a la que se refiere el propio Constitucional es la del contribuyente, y a estos efectos, «sería indiferente que objetivamente el suelo del inmueble transmitido hubiera incrementado su valor en el período considerado para el cálculo del impuesto, si al sujeto pasivo no se le había producido una plusvalía”.

Para esta jurista “por ello, el valor consignado en las escrituras públicas en una venta con pérdida constituye para el TC prueba de la inexistencia de plusvalía (Sentencia del Tribunal Constitucional 107/2019 de 30 de septiembre)”.

Otro elemento que analiza este fallo en segundo lugar la situación que se plantea cuando, aunque se haya producido una plusvalía, la cuota tributaria supere el cien por cien de la riqueza efectivamente generada.

Y para García-Mauriño “la conclusión es que, en estos casos, la cuota tributaria en la parte que excede del beneficio realmente obtenido constituye un gravamen ilícito de una renta inexistente en contra del principio de capacidad económica y de la prohibición de confiscatoriedad”.

En consecuencia, se declara que el art. 107.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, TRLHL es inconstitucional, pero solo cuando la cuota a pagar es superior al incremento patrimonial obtenido por el contribuyente.

Para esta jurista, en su opinión “la cantidad a pagar tiene como límite la ganancia obtenida por el contribuyente en la transmisión. Siguiendo con el anterior ejemplo, si se compró en 10 y se vendió en 12, la cuota a pagar por el impuesto de plusvalía no puede ser superior a 2”.

Para Soledad García-Mauriño “la declaración de inconstitucionalidad parcial solo alcanza al art. 107.4 del TRLHL (porcentaje a aplicar sobre el valor del terreno en el momento del devengo), y no al art. 108.1 (tipo de gravamen) al estimarse que la inconstitucionalidad se produce en la determinación de la base imponible y no en la forma de calcular la cuota tributaria”.

Y así, “el impuesto de plusvalía municipal queda acotado por las declaraciones de inconstitucionalidad parcial desde una doble vertiente: no hay base imponible si no hay plusvalía real y el gravamen no puede ser superior a la plusvalía real obtenida”.

A juicio de esta abogada “una cuestión importante en esta sentencia es que en el caso concreto planteado ante el TC no se está atendiendo solo al valor en las escrituras de adquisición y venta, sino a la ganancia neta obtenida por el contribuyente, una vez descontados los gastos y tributos soportados tanto al momento de la adquisición como al de la transmisión”.

“Hasta la fecha, la respuesta de los Tribunales a la posibilidad de atender a la ganancia neta había sido muy dispar, y la realidad era que, salvo los casos de venta a pérdidas que se desprendiera de los valores consignados en las escrituras, el resultado de la reclamación judicial era incierto”, advierte esta jurista.

Con esta sentencia en mi opinión “esta incertidumbre se despeja, y se abre también la puerta a otra de las cuestiones dudosas, como es la posibilidad de actualizar conforme a IPC los valores de adquisición de los inmuebles”, aclara García-Mauriño.

Al determinar el alcance de la declaración de inconstitucionalidad parcial, se señala que, por exigencia del principio de seguridad jurídica (art. 9.3 de la Constitución) solo podrán revisarse con fundamento en la sentencia las liquidaciones que no hayan adquirido firmeza.

“Esta precisión sobre el alcance del fallo constituye una novedad respecto a las anteriores sentencias, en las que la declaración de inconstitucionalidad parcial del impuesto se realizó sin esta precisión”, indica García-Mauriño.

Por último, “el TC recuerda al legislador que le compete efectuar las adaptaciones legislativas necesarias para adaptar el impuesto a las exigencias constitucionales».

«Y que han transcurrido más de dos años desde la publicación en el BOE de la sentencia 59/2017 sin que lo haya hecho, reprochándole esta inacción que considera irrespetuosa con el principio de seguridad jurídica del art. 9.3 de la CE”, comenta esta experta.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL E IMPUESTO DE PLUSVALÍA

Por su parte, Leopoldo Gandarias, Of Counsel del área de Derecho Fiscal del bufete Alliantia comenta que lo relevante de la Sentencia de 31 de octubre de 2019, que estima la cuestión de inconstitucionalidad núm. 1020-2019, promovida el Juzgado de lo Contencioso-administrativo núm. 32 de Madrid, es que la ganancia real neta, computando los gastos inherentes a la adquisición y la transmisión, es inferior a la cuota del impuesto calculada aplicando las reglas objetivas del artículo 107.4 en relación con el 108.1 del TRLHL.

Es decir, que la cuantía a pagar es superior a la ganancia efectivamente obtenida.

Para Gandarias “la STC objeto de estas líneas, recuerda la plena validez de la opción de política legislativa consistente en someter a tributación los incrementos de valor mediante el recurso a un sistema de cuantificación objetiva de capacidades económicas potenciales, en lugar de hacerlo en función de la efectiva capacidad económica puesta de manifiesto”.

A su juicio “en el supuesto de hecho que ha dado lugar al planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad, frente a una ganancia patrimonial neta realmente obtenida de 3.473,90 euros, la aplicación de las reglas objetivas de cálculo dieron lugar una cuota tributaria de 3.560,02 euros, lo que supera el cien por cien de la riqueza efectivamente generada”.

El resultado supone exigir al sujeto pasivo que cumpla con su deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos mediante la imposición de una carga “excesiva” o “exagerada” (en la terminología del TEDH, del TC alemán y del Consejo de Estado Francés), alcanzando la declaración de inconstitucionalidad a los casos en los que la cuota a satisfacer es superior al incremento patrimonial realmente obtenido por el contribuyente, con infracción del artículo 31.1 de nuestra Constitución.

Gandarias señala que “Para determinar la ganancia real neta, se computan los siguientes gastos: respecto a la venta 208,21 euros, correspondientes 106,75 a los gastos de cancelación de la hipoteca, 47,01 del registro de la propiedad y 54,45 para obtener el certificado de calificación energética; en la adquisición se abonaron 362,86 euros por el ITPyAJD y 198,70 del registro de la propiedad, lo que supone la cantidad de 561,56 euros, arrojando un total de 769,77 euros”.

En este sentido, este jurista indica que “el Supremo, en sentencia de 12 de marzo de 2019 (Rec. 3107/2017), ha descartado el cómputo de los costes de urbanización porque se producen en un momento posterior al de la adquisición».

«Y por ello no forman parte del precio o coste de adquisición fijado temporalmente al inicio del periodo de generación de la riqueza potencial gravada».

Al mismo tiempo afirma que la prueba de que la riqueza potencial gravada «es inexistente habrá de ceñirse a los hechos de relevancia jurídica que enmarcan temporalmente el periodo de generación de esa riqueza potencial».

«Esto es, adquisición y enajenación, y no por gastos, costes, inversiones o mejoras producidas sobre el bien en momentos diferentes, lo que parece congruente con los gastos tomados en consideración por el Tribunal Constitucional en la sentencia comentada, inherentes a ambos hechos determinantes”.

Por último, siguiendo la dudosa línea que arrancó con la Sentencia 45/1989, el Tribunal Constitucional “limita el alcance concreto del fallo, por exigencia del principio de seguridad jurídica, a las situaciones que no hayan adquirido firmeza por haber sido impugnadas en tiempo y forma, y no haber recaído todavía en ellas una resolución administrativa o judicial firme”, subraya Leopoldo Gandarias.

Periódico Digital ConfiLegal