Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Admitida la solicitud de declaración de concurso del Banco Popular

La declaración del concurso necesario del Banco Popular: ¿Qué ocurrirá con los afectados?

Tras la admisión de la solicitud de declaración de concurso del Banco Popular, presentada por Mario Corbalán, la cuestión central radica en los efectos de dicha declaración respecto a los afectados. En otras palabras, ¿Qué pasará con todos los afectados si se declara el concurso de acreedores del Popular?

Para dar respuesta a esta cuestión, es importante tener en cuenta que esta solicitud aún puede ser archivada por el juzgado. Por tanto, a la espera de la declaración o no de concurso lo único que se puede hacer es manifestar hipótesis en relación con los efectos que pueda conllevar en caso de que realmente se admita.

En primer lugar, cabe resaltar que los procedimientos declarativos  del orden civil, tal como establece la Ley Concursal, pueden continuar sustanciándose hasta que se alcance una sentencia. Ahora bien, sí afecta a las sentencias de carácter ejecutivo, las cuales quedarán en suspenso.

En segundo lugar, para que se declare el concurso del Popular es necesario que se pruebe la insolvencia de este, para ello el juez tendrá que solicitar el informe definitivo de Deloitte. Si finalmente se prueba dicha insolvencia y se declara el concurso de acreedores, todas las operaciones realizadas con posterioridad a la resolución del Popular quedarían sin efecto.

¿Esto qué quiere decir? Esto significa que el concurso tendría un efecto retroactivo sobre las operaciones que se hayan llevado a cabo tras el proceso de resolución de la entidad, por lo que todos los activos traspasados al Santander volverían al Banco Popular a fin de que en el concurso se puedan satisfacer a los acreedores.

Llegados a este punto, y en tercer lugar, la declaración de concurso posicionaría a los clientes del banco en último lugar para recuperar su dinero, según el orden de prelación de créditos establecido en la Ley Concursal. Lo mismo ocurriría con los bonos de fidelización que ofrece el Santander como compensación, ya que estos quedarían igualmente anulados.

En definitiva, hasta que el juzgado no dé respuesta sobre la solicitud de declaración de concurso, no sabremos si los 300.000 afectados quedarán incorporados al mismo y si habría algún tipo de compensación para todos ellos.

Redacción SF Abogados