Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Hay acuerdo entre Ciudadanos y Hacienda para un menor IRPF a las rentas bajas

El pacto comenzará en 2018 y contempla la reducción por los rendimientos de trabajo, una bajada en la tarifa del impuesto y un incremento de las deducciones.

El apoyo de Ciudadanos

Desde Ciudadanos, el partido que ha pactado este acuerdo con el Ministro de Hacienda, se apunta que todavía tienen que ser analizados los mecanismos que conseguirán disminuir la presión del IRPF. Si el crecimiento económico de los últimos dos o tres años se consolida, y la recaudación aumenta, la rebaja del IRPF, sobre todo para las rentas más desfavorecidas, puede ser importante y tener continuidad para próximos ejercicios.

La posición del Ministerio

Aunque el actual Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no era partidario en un principio de bajar este impuesto, finalmente el Gobierno ha accedido. Todavía no se han determinado los tramos finales a los que esta bajada afectará, aunque se apunta a que esta bajada de tipos sería únicamente para las rentas más bajas e iría acompañada de un incremento en algunas deducciones de la cuota.

Con este acuerdo, el Gobierno del Partido Popular se asegura el apoyo de la formación naranja que lidera Albert Rivera, para conseguir los objetivos fijados de déficit y deuda pública para 2018-2020, así como el límite de gasto no financiero para el año 2018.

El Ministro Montoro

El Ministro de Hacienda ha avanzado que esta rebaja del IRPF para 2018 será una primera fase, en el proceso de reducción para rentas bajas que se llevará a cabo en el IRPF. Todo ello dentro de un plan para ir definiendo un recorte progresivo de la fiscalidad, que contribuya a un aumento de la solidaridad y sirva de estímulo para el crecimiento económico.

Algunos detalles de la reducción

Esta medida, que afecta a una cantidad cercana a los 2.000 millones de euros, tiene como objetivo menos presión a las rentas más bajas, con más vulnerabilidad.

Todo parece indicar que las rentas que se beneficiarán de estas medidas, son las que no llegan a los 14.000 euros. El tramo siguiente, es decir, hasta un límite de 18.000 euros de ingresos, también tendrán una reducción es una contribución al fisco.

En lo que refiere a otros colectivos más vulnerables, también se implantarán otras deducciones para casos concretos, como es el caso de la dependencia y la maternidad.

¿Por qué no es posible una rebaja en el impuesto con carácter general, para todos los contribuyentes? La razón que se pone sobre la mesa es que esta rebaja del IRPF impediría la reducción del déficit hasta el porcentaje fijado para el año 2018 por la Comisión Europea, en torno al 2.02%.

Hay que recordar que este desfase en el presupuesto se situó en torno al 4.3% del PIB en el pasado año 2016, y para este año 2017 está previsto una reducción hasta el 3.1%.

Aunque la fórmula fijada para la reducción del Impuesto de la Renta comenzará a aplicarse a las rentas más bajas y vulnerables, poco a poco se irá extendiendo a otros colectivos. El ajuste del déficit en lo que se refiere a las diferentes Comunidades Autónomas, a lo largo de los años 2018 y 2019, se derivará del recorte del margen presupuestario de la Seguridad Social.

La rebaja del IRPF a las rentas bajas ya estará incluida en los Presupuestos de 2018. 

Redacción SF Abogados