Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

La distancia entre padres y la custodia compartida

La custodia compartida puede ser aconsejable en determinados casos, para que los niños mantengan la misma relación con ambos progenitores. Pero deben confluir todas las condiciones para no afectar la vida de los pequeños. La distancia entre los padres es un motivo para que la custodia compartida sea denegada.

Muchos abogados de derecho de familia opinan que este tipo de custodias se conceden sin demasiado análisis. Sin embargo, ya son muchos los jueces que han comenzado a analizar más conscientemente en estas decisiones. El amor de los progenitores y sus familias extendidas son valorables, pero deben respetarse todos los derechos.

FACTORES A TENER EN CUENTA PARA LA CUSTODIA COMPARTIDA

Más allá del deseo de los padres por ser parte una activa de las vidas de los menores, hay que priorizar el bienestar de éstos. Y existen aspectos claves en su desarrollo que deben protegerse y que la distancia altera.

  • Horas de sueño y descanso. Los pequeños no deben ser sometidos a largas horas de viaje para asistir a sus colegios o mantener sus actividades.
  • Duplicidad de escuelas, médicos, etc. Tener una vida distinta en cada ciudad es perjudicial para las habilidades emocionales y cognitivas del menor.
  • Contraposición de derechos. Para otorgar la custodia compartida no deben verse violentados otros derechos del niño relacionados con sus necesidades básicas.

Los padres y sus representantes deben basarse en sentido común. Pensar con sinceridad cómo afectará la vida normal de sus hijos esta decisión. ¿Qué consecuencias puede tener en el crecimiento de su hijo vivir tres semanas en cada lugar?, ¿cómo se siente el pequeño física y emocionalmente con estos viajes?

JURISPRUDENCIA EN CUSTODIA COMPARTIDA CON PADRES A KILÓMETROS DE DISTANCIA

Como ejemplo de la práctica judicial, en marzo de 2016 se denegó la tenencia compartida a un padre que vivía a 300 kilómetros. El argumento esgrimido en la Sentencia se basa en la distorsión y alteraciones que puede provocar en los hábitos del niño; no deja de ser una persona que, en períodos pequeños de tiempo, debe volver a adaptarse a un entorno, de una forma intermitente.

En diciembre de 2016 hubo otro caso, con una distancia de sólo 50 kilómetros. Habiendo cumplido los demás requisitos, también se niega la custodia compartida por afectar las horas de sueño del niño. Durante tres semanas, el pequeño debería recorrer a diario esa distancia para seguir con su vida escolar.

En fechas muy recientes, el Alto Tribunal revocó las sentencias a favor de los tribunales de primera instancia. Un menor en custodia compartida viajaba cada 15 días 1.000 kilómetros para estar con su padre. La decisión fue darle la custodia a la madre. La Sentencia se basaba en la vida ambulante a la que el menor estaba sometido, además de tener doble escolaridad, control sanitario, etc.

En otro caso, un padre intentó buscar la solución alquilando una casa en la misma ciudad para compartir con sus hijos. De igual manera fue denegada por la mala relación entre los progenitores. Como vemos, no solo la geografía altera el bienestar de los niños.

Es conveniente siempre priorizar, en estos casos, los derechos de los menores. Cuando hay distancia entre los padres lo aconsejable es solicitar un régimen de visitas; los padres pueden estar presentes, sin por ello alterar de forma grave la rutina de los menores.

Redacción SF Abogados