Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados
Facebook SF Abogados Twitter SF Abogados Google + SF Abogados Linkedin SF Abogados

  

  

Buscador

Implicaciones jurídicas del “Vientre de alquiler”

A diferencia de otros países y tal y como se recoge en el artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, en España los vientres de alquiler (también conocido como maternidad subrogada) son ilegales y penalizados.

Pero ¿qué es un vientre de alquiler o la maternidad subrogada?.

Vientre de alquiler

Se conoce maternidad subrogada como técnica de reproducción asistida acordada con una mujer que ofrece su vientre para la gestación y que una vez dado a luz, renuncia a la filiación materna para entregárselo a la persona o pareja contratante.

Dado que en España esta técnica es ilegal, muchas son las parejas con problemas de fertilidad que recurren a países donde los vientres de alquiler están legalizados (siendo Estados Unidos el más recomendado seguido de Canadá, Rusia, Ucrania, Grecia y Georgia) para poder cumplir su sueño de ser padres. Esta técnica cada vez está más demandada en nuestro país; hecho que ha hecho plantear al Gobierno su situación legal. El Tribunal Supremo ha reconocido recientemente la maternidad por subrogación o sustitución como situación protegida a los fines de la prestación por maternidad, adopción o acogimiento. El Tribunal Asegura que hay que distinguir dos planos perfectamente diferenciados: el relativo al contrato de gestación por sustitución y su nulidad legalmente establecida, y el relativo a la situación del menor, al que no puede perjudicar la nulidad del contrato.

A pesar de que la maternidad subrogada o vientre de alquiler es una técnica muy demanda, es un procedimiento caro y complejo. El coste varía según el país donde se realice la gestación, siendo Estados Unidos el más caro por sus mayores garantías y seguridad jurídica.

Uno de los temores de los padres que han decidido alquilas un vientre de alquiler es la preocupación de volver a España con el bebé y poder inscribirlo en el Registro Civil. Pero no debe haber temor ninguno ya que el Registro Civil en España es legal y se puede hacer sin ningún problema siempre y cuando se cumplan los requisitos. La inscripción en España se puede hacer a través de dos trámites:

  • La filiación directa por sentencia judicial (Estados Unidos y Canadá): se obtiene una sentencia judicial que reconoce a los padres intencionales como los padres legales del menor. Para el momento del nacimiento del bebé, ya están todos los papeles organizados para poder regresar al país de origen inmediatamente.
  • La filiación por adopción (Ucrania): cuando no se puede obtener una sentencia judicial que determine la filiación, si el padre intencional es el padre biológico (ha aportado su material genético) se le atribuiría la paternidad directamente y podría inscribir al menor por los trámites normales establecidos en la legislación española. En este caso, la madre tendría que adoptar posteriormente al menor.

Redacción SF Abogados